Actualidad Educación

En Colombia sigue aumentando la brecha de género en educación y trabajo

En el transcurso del tiempo, el mundo ha estado atravesando una cultura de cambio y transformación con el objetivo de desarrollar diferentes mecanismos para garantizar la inclusión, la equidad e igualdad de género en campos laborales, educativos y sociales. Sin embargo, en el último informe realizado por el Foro Económico Mundial (FEM) sobre Brecha de Género, Colombia se encuentra en el puesto 40 de 149 países, presentando así una mayor desigualdad en el acceso a la salud y la educación.

Esta situación pone en apuros no solamente al país sino gran parte de Latinoamérica. Según el último reporte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Centro de Información para la Mejora de los Aprendizajes (CIMA), las brechas de género son más prevalecientes en la región que en otras partes del mundo. Según señala este informe, los hombres se desempeñan mejor que las mujeres en ciencia y matemática, mientras que en lectura son las mujeres las que superan a los hombres.

De acuerdo con los últimos resultados del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés) México, Perú y Colombia son los países de la región que presentan brechas de género más pequeñas. Por otro lado, Chile, Costa Rica y Brasil están entre los 10 países a nivel global que tienen las brechas de género más grandes en matemática. A pesar de ello, Trinidad y Tobago es el país que muestra la mayor brecha favorable para las mujeres en esta área del conocimiento.

Para Javier Arroyo, cofundador de Smartick método que les enseña matemáticas a los estudiantes por medio de Inteligencia Artificial, “es importante reconocer que las habilidades y percentiles de entendimiento de una materia como matemáticas no varían en género. Las variables y los resultados de las encuestas pueden contar con muchas variables como el nivel de auto-eficacia e incluso confianza de un grupo de jóvenes específicos, interés o inasistencia e incluso la densidad de población – La capacidad de aprendizaje de todos los seres humanos es diferente”.

En Colombia aún falta que la educación se adapte a la vanguardia tecnológica y a la cultura de la misma. Según el último reporte realizado por la Organización Niñez Ya, 56 de cada 100 estudiantes no logran terminar el bachillerato. En ese sentido, la academia debe replantear y optimizar el sistema educativo para hacerlo más competente.

Plataformas como Smartick pueden ser consideradas como una forma alternativa a un sistema educativo que no cumple con las expectativas. Sólo en Colombia, alrededor de 17.000 jóvenes han conseguido fortalecer sus habilidades en matemáticas con clases digitales de 15 minutos diarios.

“Los jóvenes pueden aprender y mejorar día a día sus capacidades en cualquier materia. Complementos como Smartick son un aliado para mejorar o desarrollar las capacidades de cualquier niño, sin importar el género” continuó Javier Arroyo. 

Según la ONU, el talento de las mujeres se está desperdiciando porque en promedio en América Latina, y particularmente en Colombia el 58% de las graduadas de carreras universitarias y postgrados están en condición de desempleo.

En términos de derecho a la educación, entre 2006 y 2017, las mujeres colombianas casi duplicaron su participación, pasando de 32.8% a 58.5%. Para 2016, 6 de cada 10 mujeres entre los 17 y 21 años estuvo matriculada en una institución de educación superior, frente a 5 de cada 10 hombres.

En el ámbito laborar de países como Colombia la presencia femenina en los altos cargos directivos no sobrepasa el 20%, mientras que en gerencias llega a un 40%, finalizando con las mujeres que cuentan con los niveles medios profesionales, ocupando un 60% de los cargos de apoyo y de base, como demostró un estudio de PPNEGPM (Política Pública Nacional de Equidad de Género para las mujeres)

“Los entes gubernamentales e instituciones educativas deben tener como tarea primordial la inclusión en todos sus planes de desarrollo. El aprendizaje horizontal de todos los estudiantes sin importar el género debe ser un eje de cada estrategia de inclusión. Este proceso debe garantizar la enseñanza en todas las áreas del conocimiento para formar personas calificadas y competitivas para afrontar las diferentes profesiones y retos de un mundo en constante cambio” Concluye Arroyo.

Aunque una afinidad y un gusto por una materia es una característica de la personalidad, plataformas como Smartick pueden ser un complemento para un sistema educativo que no logra suplir las necesidades de Colombia, garantizando un futuro mejor preparado para miles de personas sin importar su género.

(Visited 18 times, 3 visits today)

You may also like

Read More