Por un lado, las negociaciones climáticas de la ONU en París han mostrado un avance. La transición energética mundial ha dado un salto gigante, ejemplificado a través de los recientes lanzamientos de una iniciativa de energía solar por parte de India y de la Iniciativa de Energía Renovable de África.

En este contexto, el mayor minorista de energía verde de Alemania,LichtBlick, y WWF Alemania publicaron el día de hoy un informeque examina algunas de las tendencias del sistema energético del mundo de manera más detallada. Dicho informe es particularmente relevante a la luz del Energiewende alemán.

“El ritmo y la magnitud de los cambios son sorprendentes y alentadores. La gente quiere la transición energética. Necesitamos un ambicioso acuerdo climático aquí en París y un fuerte apoyo político para la transición energética mundial. Al reforzar las tendencias actuales podemos acelerar la energía solar y eólica. Sin embargo, también tenemos que enviar un sólido mensaje a los inversionistas respecto a que las inversiones en combustibles fósiles tienen que disminuir rápidamente,” indicó Stephan Singer, Director Global de Política Energética de WWF Internacional.

La evaluación “Megatendencias en la transición energética global” muestra que Alemania, la mayor economía europea, ya no es la única pionera en energías renovables entre las grandes economías. Los actuales beneficios económicos, sociales y ambientales de las energías renovables tienen el poder de mostrar las distintas opciones para una transformación energética global. El estudio ha identificado cinco tendencias globales de la transformación energética:

1. El fin de la era fósil ha llegado.
Como previsión de objetivos climáticos más estrictos y otros impactos sociales y ambientales de las fuentes de energía convencionales, los inversores retiran sus fondos para los combustibles fósiles. El más reciente ejemplo es la empresa global de seguros Allianz, que dejó las inversiones de carbón.

2. El futuro de la energía ya ha comenzado.
Cada vez más países están haciendo una transición hacia la energía renovable, dejando atrás la producción nuclear y la producción de energía fósil. Por primera vez en 2013 y nuevamente en 2014, se habían instalado más energías renovables que la capacidad de la planta de energía fósil-nuclear. En el 2014, la cantidad de dinero invertido en energía renovable era más que el doble de lo invertido en plantas a base de combustibles fósiles. Desde el comienzo del nuevo milenio, la capacidad instalada de energía fotovoltaica en el mundo ha incrementado cincuenta veces, mientras que la energía eólica aumentó en un factor de ocho durante el mismo período.

3. El futuro de la energía es renovable.
Los conductores del cambio global son los enormes saltos tecnológicos y la rápida caída de los precios. El precio de un kilovatio-hora de energía solar se redujo en unas pocas décadas, de un euro a muy por debajo de los diez céntimos de euro en  países con bastante luz solas. En el futuro, podría llegar a los dos centavos, según el Instituto Fraunhofer de Alemania.

4. El futuro de la energía es descentralizada.
La producción de energía se está desplazando a miles de millones de pequeñas y más grandes plantas de energía renovable. La pobreza energética en los países pobres se erradicará con las tecnologías de energías renovables descentralizadas y cada vez más rentables.

5. El futuro de la energía es digital.
Si la reducción de costos de fabricación de las energías renovables prevalece, la legislación es aplicada y los recursos financieros, particularmente del sector privado, son movilizados digitalmente, y la descentralización caracterizará muchas partes del sistema energético global del futuro.

“Estamos en medio de una revolución industrial que cambiará la industria de la energía de manera integral. La energía renovable ya no es un lujo, sino que ahora está disponible a precios competitivos para todas las personas. No son las empresas, sino los consumidores y sus opciones, que están dando forma al nuevo mundo de la energía”, dijo Heiko von Tschischwitz, Fundador y CEO de LichtBlick. “Gracias a la moderna TI podemos vincular a millones de pequeñas plantas de energía renovable y almacenamiento descentralizadas para construir un sistema de energía mucho más rentable y fiable de lo que nunca fue posible con carbón, petróleo, gas natural y uranio.”

Para mayor información:

(Visited 53 times, 1 visits today)

You may also like

Read More